0 elementos

RMS_Titanic_1912_History_Toons_Kico_F_Uribe

La madrugada del 15 de abril de 1912 el RMS Titanic, también conocido como el “Buque de los sueños”, se hundió tras chocar contra un iceberg llevándose consigo a más de 1.500 personas. Aunque el accidente no fue el más trágico de la historia parece que el mundo no lo puede olvidar.

Su historia sigue tan viva hoy en día que todavía salen a la luz nuevos descubrimientos y teorías sobre el naufragio.

El navío era el más grande y lujoso de su época y se suponía a prueba de naufragios. Se le consideraba tan fuerte que había quien aseguraba que ni Dios podría hundirlo. El Titanic representaba el apoteosis de la civilización, cuando el progreso, los motores a vapor, aeroplanos, teléfonos, electricidad y toda clase de inventos prometían un crecimiento imparable y la victoria final del hombre sobre la naturaleza.

El naufragio del Titanic fue el principio del fin. El mundo civilizado empezó a desplomarse. Naciones enteras cayeron en el caos y la barbarie, comenzaría la Gran Guerra llevándose todo por delante: el mundo nunca volvería a ser igual.